top of page

Notas de Dirección

La serie se basa en el libro de Héctor Velasco, ¡Impúdica Lola! La serie mantiene la esencia, la atmósfera y sustancia de la obra literaria.

Es una serie con grandes dosis de sexo, relaciones personales, amor, desamor, soledad y mucho humor. Es una combinación de películas como “Eyes Wide Shut”, de Kubrick, “50 sombras de Grey”, “Secretary”, de Steven Shainberg, “kiki, el amor se hace”, de Paco León, de la serie “Sexo/Vida” y el humor de las películas de Pedro Almodóvar y de Luis García Berlanga o incluso de la serie “The office”. 

La protagonista principal es Lola, de 40 años, atractiva y con una gran personalidad, empresaria caída en desgracia y prostituta ocasional. Es una mujer con las ideas muy claras, se cree por encima de todo y de todos, pero la vida le da un vuelco y entra en una crisis existencial. 

Lola nos cuenta su historia en primera persona, utilizando la voz en off. Es una voz en off que se superpone, en los momentos en que aparece, a la acción. La gran referencia de su uso son las películas de Martin Scorsese, como “Uno de los nuestros”, “Casino” o “El Irlandés". 

 

A nivel estilístico, el sexo y sus ambientes son tratados de una manera elegante, al estilo de las películas ya citadas: “Eyes Wide Shut”, “Secretary” o “Cincuenta sombras de Grey”. 

 

El humor es una parte central en la serie. Una referencia es el film “Kiki, el amor se hace”, que también combina sexo y humor. Pero nuestros principales referentes son algunas de las películas de directores como Pedro Almodóvar y Luis García Berlanga, por su tratamiento del humor y de las relaciones sociales, familiares y personales.

La narración cinematográfica, la dirección de actores y la realización se tratan desde un punto de vista realista, buscando la verdad y la verisimilitud. El estilo es totalmente cinematográfico, como los referentes ya citados. 

Desde la dirección, pretendemos plasmar las relaciones sexuales convencionales y no convencionales, el drama del paro, la prostitución, el machismo, la violencia de género, las relaciones familiares y las sociales. Combinaremos el drama con el humor, siempre desde la realidad. 

El punto de vista de la cámara será protagonista. Apuntará los momentos climáticos y se comportará de forma diferente según el momento de la trama. No actuará igual en los momentos sexuales o dramáticos que en los humorísticos. Será un elemento decisivo a la hora de explicar e imprimir ritmo a la historia.

bottom of page