top of page

Sinopsis

Crisis económica. Lola, con cuarenta años, ha dejado de ser quien era, una empresaria solvente y de éxito. Se ha arruinado, ha cerrado su empresa y ha vuelto a prostituirse. Pero tiene un plan para a salir a flote: vender el piso de su madre y enviarla a una residencia. Para ello debe conseguir declararla incapacitada. Es aquí donde entra Carlos, un médico geriatra a quien Lola quiere seducir y manipular. Pero todo le sale al revés y Lola entra en una crisis existencial. De Carlos, no solo no obtiene lo que pretendía, si no que se enamora de él, que no la corresponde como ella esperaba. Se ve atrapada en un triángulo amoroso con este hombre cargado de secretos y con su guapa exesposa, Rocío, que tampoco resulta ser lo que parecía. Juntos entran en una relación tóxica que la llevará a mundos elitistas donde se realizan prácticas sexuales poco convencionales. Al mismo tiempo, su situación familiar se complica. Por un lado, Reme, su hermana, tiene sus propios planes para el piso. Después de que su marido la abandone, se hace del Opus y quiere abrir su propia residencia de ancianos. Por otro lado, la madre de ambas, Jacinta, en silla de ruedas, no quiere saber nada de residencias y pretende que sus hijas cuiden de ella en su piso. Además, a sus ochenta años, inicia un noviazgo surrealista con otro anciano. Desesperada, Lola se busca una compañera de piso, Clara, una solterona cincuentona, alcohólica y depresiva, que la acosa, buscando su amistad, cosa que Lola evita, convirtiendo su relación en el juego del gato y el ratón, llegando a extremos realmente cómicos. Para colmo, Clara resulta ser la exmujer de uno de los principales clientes de Lola, Luis, un baboso, machista y esperpéntico, que se cree un genio, pero que no es más que un absoluto fracasado, y que insiste en casarse con Lola. La crisis de Lola se agudiza. Amaga con volver con su exmarido, al que detesta, buscando la seguridad perdida. A su vez, tiene que ocuparse de Daniel, su único hijo, un “nini” de manual que quiere ser actor de Hollywood, pero que no es más que un delincuente de poca monta y que emprende una patética carrera criminal en la que termina por implicar a Lola. Al final de la historia, delirante, Lola recibe una tremenda paliza de su marido, que se entera de que le está siendo infiel con Carlos, el cual la abandona para no verse también arrastrado por la carrera criminal de Daniel, quien vuela a Hollywood con un buen botín tras salvar a su madre de un intento de secuestro por parte de Luis, en el que también se ve involucrada Clara, su desquiciada compañera de piso. Lola se siente derrotada. Pero entonces muere la madre de Lola y su hermana inicia una relación de pareja con un gracioso numerario del Opus, desencantado de la organización religiosa. Así que Lola logra, por fin, vender el piso de su madre, reflota su negocio y recupera la vida que tenía. 

bottom of page